PROYECTOS DECO: Decoración de interiores inspiradores

Volver
Rodrigo Samper


Diseñador industrial de Bogotá. Graduado de Pratt Institute en Nueva York, cuenta con más de treinta y cinco años de experiencia en Colombia y en Estados Unidos. Entre sus proyectos recientes más destacados se encuentran el diseño interior del el Hotel EK, la zona de jóvenes, la sala de belleza y el spa del Club el Nogal, las oficinas de Directv y las oficinas de Leasing de Occidente. Actualmente se desempeña como Gerente General de su empresa Rodrigo Samper y Cía. Por nuestra profesión, la inspiración es algo que llega en todo momento. Los diseñadores y arquitectos mantenemos siempre la mente abierta recibiendo información de todos los lugares que visitamos, de todo lo que vemos. No se puede hablar de un interiorismo netamente colombiano: el interiorismo en nuestro país se ha globalizado y los diseñadores han venido enriqueciendo su lenguaje con los elementos foráneos


rsamper@rodrigosamper.com

Rodrigo Samper

Cortinas Blackout Duette ®

Hotel EK Bogotá

Rodrigo Samper

Hotel EK Bogotá
Hotel EK Bogotá

Cortinas Blackout Duette ®

Rodrigo Samper

Hotel EK Bogotá

Colombia

Pretendíamos crear un ambiente confortable, agradable y acogedor, un lugar idóneo para relajarse y descansar del agite
de la vida cotidiana. Tratamos de hacerlo lo más simple posible, manteniendo un diseño funcional y al mismo tiempo elegante, pero sin descuidar el aspecto artístico. La clave radicó en las texturas, en los colores y en los detalles, aunque la iluminación y la vista también fueron importantes.

 

 

Rodrigo Samper

Cortinas Blackout Duette ®

Hotel EK Bogotá

Rodrigo Samper

Hotel EK Bogotá
Hotel EK Bogotá

Cortinas Blackout Duette ®

Rodrigo Samper

Hotel EK Bogotá

Colombia

Teníamos que lograr la perfección. Nuestro objetivo era darle vida a un ambiente social y de estudio en un espacio de pequeñas dimensiones: era indispensable encontrar los elementos justos, que otorgaran proporción al espacio que íbamos a decorar. Con el fin de crear la ilusión de amplitud, quisimos que la atención se la llevara la ventana, la cual, además de enmarcar la vista exterior, dejaba pasar una muy buena cantidad de luz natural: gracias al control que nos garantizaron las cortinas, logramos la iluminación perfecta.